Mare Terra Fundació Mediterrània ha concedido en 2020 la Mención Especial Foca Mediterrània de la XXVI edición de los premios al proyecto Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad, coordinado por la Fundación Naturaleza y Hombre. Este proyecto, llevado a cabo mediante el programa LIFE Naturaleza y Biodiversidad de la Unión Europea, cuenta con la empresa pública MARE como socio beneficiario. La Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria y la Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, actúan como cofinanciadores.

La Fundación Mare Terra galardona proyectos y trayectorias de personas o colectivos que destacan en la conservación, la defensa, el conocimiento del medio ambiente y la cultura solidaria a través del Premio Ones Mediterrània.  La entrega de los premios tuvo lugar el pasado 18 de septiembre en Tarragona.

 

El proyecto Anillo Verde ha recibido este galardón por ser una iniciativa sostenible, a nivel de movilidad y de conservación del ecosistema. Esta iniciativa se ha desarrollado con éxito gracias a la labor de la Fundación Naturaleza y Hombre y a la voluntad y al trabajo conjunto de ayuntamientos, juntas vecinales y otras entidades del entorno de la bahía.

El objetivo principal del proyecto es detener la pérdida de biodiversidad y la degradación de los servicios ecosistémicos del entorno de la Bahía de Santander. Para ello, cuenta con una extensa red de reservas que ocupa una superficie de más de 200 ha.

Un total de 10 espacios que se encontraban degradados pero con un alto valor ecológico, forman este anillo. Estos espacios representan algunos de los ecosistemas característicos de la bahía: humedales litorales, humedales de interior o encinares relictos.

Además de los trabajos de restauración realizados en estas áreas, uno de los pilares básicos del proyecto es la educación ambiental. En este ámbito se organizan voluntariados y visitas guiadas a las reservas del Anillo Verde durante todo el año, y se han creado dos centros de interpretación, en los que se celebran talleres y charlas, para todos los públicos.