El I Workshop Regional sobre ‘Infraestructuras Verdes: el camino hacia la sostenibilidad’, organizadas por Fundación Naturaleza y Hombre dentro del proyecto LIFE Anillo Verde de la Bahía de Santander, se celebró el jueves y viernes, 7 y 8 de febrero de 2019, en el Centro de Interpretación del Litoral, en La Maruca, donde destacados ponentes debatieron sobre temas como la influencia del actual modelo de urbanización en las inundaciones, el papel de la sociedad en la conservación de la biodiversidad, la economía verde o la implicación de administraciones y empresas privadas.

El Ayuntamiento de Santander se incorpora al Anillo Verde de la Bahía

El Concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Santander, José Ignacio Quirós, anunció que el municipio se unirá a la red de espacios naturales del Anillo Verde de la Bahía de Santander, a la que incorporará los terrenos que el municipio tiene en la zona de Las Presas, junto a las instalaciones deportivas Go Fit, así como la Ría de Raos, que discurre desde ese enclave y bordeando el límite sur de la zona de Nueva Montaña y el Centro Comercial de El Corte Inglés.

La incorporación de esos terrenos contribuyen, así, a completar un enclave que ya cuenta con las Marismas de Alday, que se encuentran al sur de las nuevas incorporaciones, como uno de los emblemas del Anillo Verde de la Bahía.

La ordenación urbana y las inundaciones

Las jornadas de sostenibilidad, que se enmarcan en el proyecto LIFE Anillo Verde de la Bahía de Santander, financiado por la Unión Europea, la Fundación Biodiversidad y el Gobierno de Cantabria, sirvieron también para reflexionar sobre las últimas inundaciones y sobre las consecuencias de una urbanización que no siempre ha tenido todo el cuidado debido con la naturaleza. El actual modelo de “pavimentación, incluso con parques de hormigón”, recalcaba Jesús García, el director del CIMA, “hace que se pierda calidad del suelo y no solo eso, sino que lo impermeabiliza, lo que influye en las inundaciones”.

Precisamente en las crecidas de estos últimos días, señaló Carlos Sánchez, presidente de Fundación Naturaleza y Hombre, han sido de gran ayuda las Marismas de Alday, uno de esos espacios naturales que la organización se esfuerza en preservar. “Las pocas hectáreas que quedan, de las 1000 que había originalmente, nos han ayudado a contener el agua, que el mar no podía absorber”.

El caso del Alto del Cuco ha sido uno de los ejemplos citados para ilustrar los problemas de la urbanización descontrolada y, sobre él, la actual Concejala de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Piélagos, Rebeca Lanza, ha recordado que es un problema que los vecinos del municipio van a tener que pagar durante 10 años, “hasta 4 millones de euros”.

La lucha global contra las especies invasoras

El problema de las especies invasoras fue otro de los temas que más debate plantearon y de nuevo la concejala de Piélagos recordó que “por mucho que tú actúes en lo público, si estás rodeado de parcelas privadas con plantas invasoras, pues lo que haces no sirve para nada”, por lo que recalcó la importancia de la colaboración entre todos los implicados.

En la zona de la bahía se intenta controlar las plantas invasoras, señaló el presidente de Fundación Naturaleza y Hombre, “pero es difícil porque estamos muy cerca del puerto de Santander, que es una vía de entrada de las mismas. Así que también nos esforzamos por que las especies autóctonas puedan resistir por sí mismas, haciendo conservación de los espacios naturales y con repoblaciones”.

Edificación sostenible, ecoturismo…

El arquitecto Eduardo Álvarez, que alabó la edificación civil tradicional de Cantabria y reprochó que se dejen caer viviendas, “como en El Cabildo, mientras se construye obra nueva, lo cual no parece del todo razonable”, contó cómo se llevó a cabo la transformación de una construcción tradicional que se encontraba en mal estado en el edificio ecológico del Centro Etnobotánico de El Pendo, que cuenta ahora con un curioso tejado de hierba y un invernadero adosado.

Empresas de ecoturismo como Mourosub y NaturZoom recalcaron la importancia del cuidado de la naturaleza en su modelo de negocio, y otras iniciativas de la población civil, como las llevadas a cabo por la Asociación Costa Quebrada o el bloguero David Álvarez, de Naturaleza Cantábrica, también tuvieron cabida en el Workshop, así como el mecenazgo que llevan a cabo empresas como Auto Gomas, o la ayuda que se presta desde otros organismos como la Cámara de Comercio de Cantabria.

Las intervenciones se completaron con las experiencias de los Ayuntamientos de Santander, desde el que su Directora de Medio Ambiente, Belén Domínguez, destacó la importancia de la creación de parques naturalizados; del de Camargo, con Juanjo Paredes, que recordó la participación ciudadana; y con la presencia de Felipe Lavín, de MARE, socio coordinador del proyecto LIFE Anillo Verde de la Bahía.

Visitas guiadas al Anillo Verde de la Bahía

Las salidas de campo a dos de los espacios del Anillo  Verde de la Bahía: el Pozón de la Yesera, en Gajano (Marina de Cudeyo), y los Pozos de Valcaba, en Pámanes (Liérganes), completaron las jornadas.

El proyecto LIFE Anillo Verde de la Bahía de Santander está coordinado por Fundación Naturaleza y Hombre con la colaboración de la empresa pública MARE, y se lleva a cabo gracias a la cofinanciación de la Comisión Europea por medio de su programa LIFE de conservación medioambiental, así como a la de la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria y el apoyo de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica.

El problema del urogallo

Jesús García, del CIMA, también dedicó unas reflexiones al problema de la conservación del urogallo: “El urogallo es una especie virtualmente extinguida. Ha estado en una situación límite desde el último periodo glaciar… Ha vivido los últimos 12000 años resistiendo en condiciones muy cambiantes y, si a eso le añades que se han experimentado demasiadas iniciativas contraproducentes… Ahora se está intentando con 50 gallinas de cría en un centro, cuando no hay más de 90 reproductoras en la Cordillera Cantábrica”.

ALGUNOS PUNTOS DESTACADOS:

Los terrenos que el Ayuntamiento de Santander tiene junto a las instalaciones deportivas Go Fit, así como la Ría de Raos a su paso por el límite sur de Nueva Montaña, se incorporan al Anillo Verde de la Bahía.
La ordenación urbana actual hace “suelos impermeables”, lo que influye en las inundaciones. Jesús García (CIMA).
El Alto de El Cuco es un problema que los vecinos del municipio van a tener que pagar durante 10 años, “hasta 4 millones de euros”. Rebeca Lanza (Ayuntamiento de Piélagos).
“Las Marismas de Alday nos han ayudado a contener el agua de las últimas inundaciones, que el mar no podía absorber”. Carlos Sánchez (presidente de FNYH).
“Por mucho que tú actúes en lo público, si estás rodeado de parcelas privadas con plantas invasoras, pues lo que haces no sirve para nada”. Rebeca Lanza (Ayuntamiento de Piélagos).
“Luchar contra las especies invasoras aquí es difícil porque estamos muy cerca del puerto de Santander, que es una vía de entrada de las mismas”. Carlos Sánchez (presidente de FNYH).
Se dejan caer viviendas, “como en El Cabildo, mientras se construye obra nueva, lo cual no parece del todo razonable”. Eduardo Álvarez (arquitecto).
“El urogallo es una especie virtualmente extinguida”. Jesús García (CIMA).

MÁS RECURSOS:

Mira aquí todas las ponencias.