El LIFE Anillo Verde lucha en la erradicación de plantas invasoras en este humedal

FNYH está actuando sobre la chilca (Baccharis halimifolia) y plumero (Cortaderia selloana)

 El Astillero 07/09/2016

Desde comienzos del verano, FNYH se encuentra trabajando en la eliminación de las especies invasoras del humedal de las Marismas de Engoa (Marina de Cudeyo). Hasta la fecha se ha actuado sobre una superficie de tres hectáreas, eliminado un gran número de ejemplares de chilca (Baccharis halimifolia) y plumero (Cortaderia selloana).

bmg-5136-200x300

Una tarea lenta y llena de complejidades

Los trabajos de erradicación, centrados principalmente en el dique que separa la marisma de la bahía, han resultado muy tediosos y complicados debido a la mala accesibilidad de las zonas de actuación y a la presencia de especies autóctonas entre los ejemplares que se quieren eliminar. Para su erradicación se está siguiendo el protocolo de actuación para la eliminación de especies exóticas invasoras establecido por el Gobierno de Cantabria.

Una vez alcanzado el objetivo de eliminación total de ambas especies en este ecosistema, se iniciarán el resto de trabajos de mejora de la vegetación autóctona y del estado de la marisma, con objeto de restaurar el ecosistema de este espacio.

Las especies alóctonas invasoras: una amenaza para la biodiversidad

Las especies alóctonas invasoras son aquellas que al ser introducidas en un territorio, ya sea de forma voluntaria o involuntaria, logran establecerse y dispersarse causando cambios importantes en la composición, estructura y funcionamiento de los ecosistemas autóctonos.

Son numerosas las especies invasoras en la Bahía de Santander, destacando la chilca y el plumero, ambas especies vegetales con una gran capacidad de dispersión y de ocupación del territorio.

Un humedal al este de la Bahía de Santander

La Marisma de Engoa y Ensenada de San Bartolomé se localiza en las proximidades del núcleo de Pontejos (Marina de Cudeyo). Se trata de una reserva formada por dos áreas o unidades ecológicas diferenciadas: una marisma y una senda litoral.

En la primera de ellas la vegetación existente es la propia de marisma, caracterizada por la presencia de especies halófitas y acuáticas que dan cobijo a innumerables especies de fauna: invertebrados, moluscos y crustáceos que sirven de alimento para, entre otros, las aves que frecuentan este humedal.

La segunda unidad ecológica es la senda litoral a lo largo de la cual se puede observar gran diversidad vegetal como la verdolaga marina, el espliego marino, la salicornia o el carrizo.

La fauna más representativa de esta reserva son las aves, sobre todo las asociadas a humedales: cormoranes, espátulas, garzas, gaviotas y otras tantas especies de anátidas.

Conectando la naturaleza y la ciudad

Esta serie de trabajos se enmarca dentro del ámbito de actuación del LIFE Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad. Este proyecto, cofinanciado por la Comisión Europea y la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria, está dirigido por Fundación Naturaleza y Hombre y cuenta con el apoyo de la empresa pública MARE.

bmg-5120-300x199

A lo largo de cuatro años, se trabajará en la creación de una red de reservas de pequeña extensión, con el objetivo de detener la pérdida de biodiversidad y la degradación de los servicios ecosistémicos de la Bahía de Santander.

comunicacion@fnyh.org

942 559 119